REVISTA PROFESIONAL COCINAS Y BANOS

La revista técnica más completa con todo lo que interesa a los profesionales de la vivienda y la reforma

Profesional Cocinas y Baños noviembre 2019

nº 75
PUBLICIDAD CURT EDICIONES CURT EDICIONES

DISEÑANDO RESPUESTAS

Hace algunos meses el directivo de una conocida marca preguntó a los presentes en una comida de trabajo ¿para vosotros, qué es el diseño? Después de escribir muchos años sobre el tema, no diré que me quedé sin palabras –eso raramente sucede–, pero sí que ante la disparidad de comentarios me faltaron unas cuantas. El borbotón de ideas que siguió a las primeras respuestas tímidas reconfirmó lo personal del asunto y lo “dispersable” del concepto.
De hecho, mientras intentaba descifrar algunas opiniones superpuestas sobre lo qué es y no es, a mí me dio por pensar que diseño es, simplemente, el alma de todo, porque todo lo que creamos ha sido previamente ideado por alguien, así que diferenciar entre objetos a secas o de diseño sería, cuanto menos, raro.
Desde esta perspectiva parecía más oportuno distinguir entre diseños que hacen historia de los que pasan desapercibidos.
Y recordando algunos excepcionales, pensé que en estos iconos memorables ningún detalle es inocente, porque detrás de cada curva, raya o proporción hay un propósito claro y un latir antiguo, en el que se funde la memoria y la experiencia colectiva con el bagaje personal de su autor. Divagando, divagando llegué a concluir que era ese hurgar en el pasado para construir el futuro lo que proporciona continuidad y evolución a la forma. Lo que permitía, una y otra vez, mirar lo cotidiano con ojos nuevos y centrifugar su esencia hasta destilar su lado más extraordinario.
Cuando ya tenía mi intervención casi a punto, un camarero muy engolado se acercó a la mesa para preguntar por los postres y la respuesta correcta ya nada tenía que ver con mis reflexiones enjundiosas. Así que traté de concentrarme en el apartado de dulces de una carta en jerga extraña y tipografía aún más confusa, que ni destacaba por su forma ni servía a su función y, sin embargo, según lo argumentado en el párrafo anterior, ese derroche de recursos gráficos, claramente altisonante, también podría calificarse de diseño y de bastante singular.