REVISTA PROFESIONAL COCINAS Y BANOS

DESCARGA GRATUITA

Desde CURT Ediciones ponemos en marcha esta iniciativa y ofrecemos nuestro granito de arena, a los momentos tan difíciles que estamos viviendo.

La revista técnica más completa con todo lo que interesa a los profesionales de la vivienda y la reforma

Profesional Cocinas y Baños julio 2020

nº 77-
PUBLICIDAD CURT EDICIONES CURT EDICIONES

DIRECCIÓN A DISTANCIA

Dirigir un equipo de teletrabajo enfrenta a los líderes a una nueva forma de gestión sin las herramientas necesarias. El quid del problema ha sido la falta de tiempo para desarrollar las habilidades y competencias específicas, que permitirían al líder mantener a su equipo funcionando casi a pleno rendimiento desde el primer día, y sin perder su identidad como unidad de trabajo durante esta modalidad laboral multilocalizada.
Si queremos avanzar en el nuevo recorrido, uno de los primeros objetivos será conservar la cohesión y asegurarse de que la comunicación tenga la máxima claridad y calidad posible para maximizar la colaboración y minimizar los posibles conflictos entre los diferentes miembros del grupo. En esta difícil tarea las aplicaciones de videoconferencias y los diferentes tipos de chat se convierten en los canales imprescindibles para restablecer el contacto, aunque todavía presenten carencias bastante obvias.
En el caso de las reuniones virtuales los problemas técnicos y la adaptación al formato virtual suponen ciertas barreras a la hora de conseguir el mismo grado de fluidez que en los encuentros presenciales, además de generar un estrés añadido a sus participantes; mientras que en los chats escritos, la carga emocional y el tono de los diferentes mensajes los añade el propio receptor, sin disponer de la inestimable información que proporciona el lenguaje no verbal del emisor.
Otros asuntos de vital importancia para el líder son saber definir con nitidez meridiana las nuevas labores de cada uno –sobre todo en caso de miembros muy interdependientes–, proporcionar agendas claras a nivel individual y de conjunto, establecer nuevas rutinas laborales y valorar las contribuciones de cada uno para combatir el pesimismo y mantener vivo el sentimiento de pertenencia a la organización.
Por último, el carisma y buen hacer de un telelíder se aprecia en su capacidad para mantenerse motivado –a pesar de este largo período de incertidumbre– y saber transmitir a su equipo esa energía que genera implicación y confianza en un proyecto que debería seguir percibiéndose como un asunto de todos.